Yayeyo logotipe

La España Democrática (1979-2004)

TEMA 18 LA ESPAÑA DEMOCRÁTICA La España democrática (1979-2004) (31:34) http://www.youtube.com/watch?v=GXqDZa_lS2E&playnext=1&list=PL12E66984CF3C4110&feature=results_video

Introducción

Representa el periodo democrático más largo de nuestra historia. España adquiere un sistema político adecuado a la realidad socioeconómica en que se ha transformado desde los años 60 y acorde con los países de su entorno

Fases del proceso “español” a la democracia:

A partir de 1982 se inicia ya la normalización democrática, con la alternancia en el poder de los gobiernos del PSOE y del PP.

España pasa de una dictadura a una democracia a través de un proceso pacífico que recibe el nombre de transición, mediante un pacto entre los gobiernos de la monarquía, herederos del franquismo, y la oposición política, integrada por los partidos obreros históricos de izquierda y los nacionalistas catalanes y vascos. Supone la restauración de las instituciones democráticas entre 1975 y 1982

1. El inicio y el final de la transición:

2. El carácter de la transición democrática española

• La construcción de la democracia se hace mediante la reforma de las estructuras del poder franquista, de forma pacífica (“de la ley a la ley”), y con un alto grado de consenso social y político. Sorprende que una dictadura instaurada tras una sangrienta guerra civil y caracterizada por una dura represión, terminé sin traumas, sin represalias y sin depuraciones políticas.

• Tras la muerte del dictador, la población considera irrenunciable el cambio; admite la propuesta reformista del gobierno, que la dirigirá desde arriba, cediendo ante determinadas demandas de la oposición. Los cambios sociales, el desarrollo económico, y el incremento de la sociedad del bienestar, han hecho desaparecer los viejos anhelos revolucionarios. La memoria de está aún presente, nadie quiere volver a vivirla.

• Se trata de una reforma pactada en la que se avanza hacia la democracia desde la legalidad franquista, “de la ley a la ley”, manteniendo algunas herencias del franquismo. La monarquía, es una de esas herencias del franquismo: es la forma de estado que Franco determinó (Ley de Sucesión a la jefatura del Estado, de 1947, designación de D. Juan Carlos como fututo rey, 1969), pero nunca hubo referéndum sobre monarquía o república. La apuesta del monarca por la democracia, logra ganar la confianza de la sociedad, incluida la de la oposición. El rey, de ser el heredero del franquismo, se convierte en un símbolo de la reconciliación nacional.

• Mitificación de la transición y sus limitaciones. Por una parte es considerada como modelo de ingeniería política, basada en el pacto y la negociación, que evitó violentos conflictos sociales. Y por otra parte, tiene evidentes limitaciones: la política de pactos limita la participación directa de la ciudadanía, reduce la participación en beneficio del pragmatismo y la eficacia, relega a la ciudadanía a la minoría de edad. No existe una política de paz, piedad y reconciliación para las victimas del franquismo, que de Memoria Histórica trata de paliar.

3. Descomposición de la dictadura y construcción de la democracia (1975-1978):

• La instauración de Juan Carlos I como rey ante unas cortes franquistas0 y el mantenimiento de Carlos Arias Navarro como de presidente de gobierno representa la continuidad del franquismo tras la muerte de Franco. Arias es incapaz de dirigir la reforma política hacia la democratización del país, el rey lo ve como un obstáculo y fuerza su dimisión en julio de 1976. Durante estos meses aumenta la actividad de la oposición y el grado de politización de la vida pública española (la “plata-junta”); se producen graves problemas de orden público, con sucesos como los de Vitoria y Montejurra donde grupos paramilitares de extrema derecha apoyan a la policía franquista con muertos de por medio; una oleada de huelgas y atentados terroristas de ETA y el GRAPO.

• El rey nombra a Adolfo Suárez presidente del gobierno, entre los tres nombres propuestos por el Consejo del Reino, presidido por Torcuato Fernández Miranda (político falangista, antiguo profesor y consejero del rey). Adolfo Suárez ocupaba el cargo de Secretario general del Movimiento en el gobierno de Arias Navarro hasta ese momento. Pese a no contar con muchos méritos y no ser en apariencia un reformista, logra convencer a la mayoría de las Cortes franquistas para sacar adelante su proyecto de Ley de la Reforma Política0 que establece una nuevas Cortes bicamerales (senado y congreso) elegidas por sufragio universal , teniendo el gobierno facultad para convocar elecciones. Esta ley debatida y aprobada por las Cortes franquistas es aprobada en referéndum nacional el 15 de diciembre de 1976 pese a la negativa de la oposición a participar, aunque más tarde se suma a este proceso reformista.

• La reforma política es fruto del pacto entre los reformistas del régimen y la oposición democrática. A partir de enero de 1977, la oposición, ante la respuesta mayoritaria de los españoles al modelo reformista de Adolfo Suárez, decide negociar su legalización para poder presentarse a las futuras elecciones que se van a convocar. Surgen numerosos partidos que se van agrupando en formaciones políticas de mayor tamaño, adquieren gran influencia los partidos nacionalistas tanto en el País Vasco como en Cataluña. Pese a la fuerte oposición de la derecha y el ejército, Suárez legaliza0 de manera muy discreta el PCE (9 de abril de 1977), a cambio de renunciar al uso de la bandera republicana y acatar la monarquía

El 15 de junio de 19770 se celebran las primeras elecciones democráticas desde febrero de 1936, el sistema electoral que se emplea es el proporcional, corregido por la ley D´Hondt, que favorece a los partidos mayoritarios frente a los minoritarios y la extensión geográfica sobre la población. Gana las elecciones aunque no con mayoría absoluta, el PSOE queda en segundo lugar. Las Cortes nacidas de estas elecciones tendrán carácter constituyente, aunque no fueron convocadas como tales.

• Los Pactos de la Moncloa0 se firman en octubre de 1977 entre el gobierno y los representantes de los principales partidos de la oposición, la patronal y los sindicatos. Las fuerzas económicas y políticas se ponen de acuerdo sobre un nuevo modelo de relaciones laborales para reducir la conflictividad laboral. Incluye también medidas económicas (reforma fiscal, control de salarios, del déficit, de la inflación y del desempleo); medidas políticas y sociales (funciones de los sindicatos, reforma de la enseñanza, de la seguridad social, de la legislación laboral, de los medios de comunicación gubernamentales).

• La creación de las preautonomías0, y elaboración de una nueva constitución. Su diseño responde al espíritu de consenso, se busca una constitución para todos, bajo la que pueda gobernar cualquier partido democrático. La redacción del anteproyecto de la constitución de 1978 es obra de una comisión de 7 miembros, de diferentes partidos del congreso de los disputados. Tras su debate y aprobación por las Cortes es aprobada en referéndum0 por el pueblo español 6 de diciembre de 1978.

4. La consolidación de la democracia en España (1979-1982): Los gobiernos de

Tras la aprobación de se disuelven las Cortes que habían tenido un carácter constituyente y se convocan nuevas elecciones que vuelve a ganar democracia se consolida y asienta

1978. EL ESTADO DE LAS AUTONOMÍA. CASTILLA Y LEÓN

1. de 1978

Las Cortes elegida el 15 de junio de 1977 no tenían formalmente el carácter de constituyentes. Pero pronto se impuso la idea de que su primera tarea debía ser elaborar una Constitución democrática. Su redacción inició la llamada política de consenso: resolver las cuestiones claves mediante la negociación y el acuerdo.

2. El Estado de las autonomías. 0

El título VIII de regula la creación de Comunidades Autónomas. El proceso de construcción del Estado de las Autonomías tuvo dos etapas:

establecía la posibilidad de que todas las regiones (u otras agrupaciones provinciales) se convirtieran en Comunidades Autónomas. Cada una de ellas se regiría por un Estatuto de Autonomía y se dotaría de órganos legislativos, elegidos por sufragio universal (parlamentos autonómicos) y órgano ejecutivos (gobiernos autónomos). Pero establecía dos procedimientos: uno más rápido y completo, previsto en el artículo 151, al que podían acceder directamente las nacionalidades históricas (Cataluña, País Vasco y Galicia) e inclusos otras si cumplían ciertos requisitos y la decisión era ratificada en referéndum. Y otro más lento, previsto en el artículo 143.

3. de Castilla y León0.

La preautonomía de Castilla y León se proclamó en 1978 cuando se instauró el Consejo General de Castilla y León. Sin embargo, Castilla y León fue una de las últimas comunidades autónomas reconocidas en España (1983).

Uno de los problemas más importantes de la Comunidad de Castilla y León fue el de los límites. A pesar de que desde la Edad Moderna las provincias de Santander y Logroño pertenecían a Castilla la Vieja, estos territorios formaron sus propias autonomías entre 1981 y 1982. Incluso se planteó la posibilidad de que León y Castilla formaran dos comunidades autónomas, y Segovia se integró tardíamente en la comunidad. Otro problema fue el de la capitalidad, para ello competían León, Valladolid y Burgos. Como solución se propuso Tordesillas, pero finalmente se escogió Valladolid

El Estatuto autonómico. La puesta en funcionamiento de una Comunidad Autónoma se inicia con la puesta en funcionamiento de sus instituciones básicas y con el proceso de transferencias de funciones y servicios por parte de la Administración Central:

La Comunidad de Castilla y León: la más extensa y menos poblada

LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS Y EUROPA

En las últimas décadas, el sistema político español ha consolidado una situación de “bipartidismo imperfecto” basado en la alternancia en el poder de dos grandes partidos, el PSOE y el Partido Popular, con la particularidad del fuerte arraigo de los partidos nacionalistas en Cataluña y el País Vasco.

1. La etapa de gobiernos socialistas (1982-1995)

En las elecciones de octubre de 1982, el PSOE obtuvo mayoría absoluta, tras una campaña en la que se presentaba como motor del cambio que necesitaba el país. Felipe González fue elegido presidente del gobierno y el PSOE se mantuvo en el poder durante cuatro legislaturas. La mayoría absoluta se renovó en las elecciones de 1986 y 1989, pero no así en 1993 cuando el PSOE tuvo que pactar con otros partidos para gobernar.

En 1982, de un censo de 26,8 millones votó el 80% del electorado, el PSOE0 obtuvo 10 millones de votos y Alianza Popular, la mitad. Convergencia y Unió, consiguió 12 escaños. obtuvo 11 escaños y acabó desapareciendo. El Partido Comunista de España, logró 4 diputados y promovería posteriormente una federación de grupos de izquierda: Izquierda Unida. El principal partido d ela oposición pasó a ser Alianza Popular.

El cambio socialista se concretó en un amplio programa de reformas cuya prioridad era la lucha contra la crisis económica, la racionalización de las administraciones públicas y el avance hacia el Estado del bienestar.

Para reactivar la economía se tomaron medidas para garantizar la estabilidad financiera (reconversión bancaria), reducir la inflación y estimular la inversión privada. La reconversión industrial fue un proceso para adaptar los sectores productivos a las exigencias del mercado internacional y del ingreso en el saneamiento financiero y su adaptación tecnológica, pero provocó el cierre de empresas y aumento del paro, desencadenado importantes conflictos laborales (Altos Hornos del Mediterráneo y de los astilleros de Galicia, Andalucía y País Vasco.

En las reformas sociales cabe destacar la despenalización del aborto en ciertos supuestos y, sobre todo, la reforma educativa: LODE que reconoció la autonomía universitaria y , que prolongó la escolarización obligatoria y gratuita hasta los 16 años.

La integración en Europea que era uno de los objetivos del programa socialista se cumplió el 12 de junio de 1985 con la firma del Tratado de Adhesión a la CEE con el consenso de todos los partidos. Con su incorporación el 1º de enero de 1986 se alcanzó uno de los grandes hitos pendientes de la historia de España más reciente. En 1986, después de un referéndum, se decidió la permanencia definitiva en la OTAN, pero sin integrarse en su estructura militar.

El gobierno socialista tuvo que hacer frente al terrorismo de ETA, con más de 100 muertos en la legislatura, para ello se firmó el Pacto de Ajuria Enea (1988) con todas las fuerzas políticas vascas contrarias al terrorismo. Y a la vez emprender la reforma del ejército para terminar con el problema del golpismo, reduciendo gradualmente su plantilla y sujetándolo al poder civil.

La respuesta sindical a la dura reconversión industrial que hizo recaer el peso de la crisis en los trabajadores, fue una huelga general el 14 de diciembre de 1988, en además de CCOO también se unió UGT, sindicato socialista que por primera vez figuraba como inspirador de una huelga frente a un gobierno del mismo signo político. Como respuesta el gobierno aprobó entre 1990 y 1995 una serie de medidas sociales y laborales: de universalizó la asistencia sanitaria gratuita, se fortaleció el sistema de protección contra el desempleo y se consolidó y garantizó el sistema público de pensiones, mediante el Pacto de Toledo.

Pero en los ´90 la trayectoria del partido y del sindicato empezó a divergir. Además dentro del partido aparecieron corrientes políticas: renovadores (seguidores del Felipe) y guerristas Alfonso Guerra. La situación se agravó con algunos casos de corrupción atribuidos a personas vinculadas con el gobierno: Luís Roldan, director general de Guardia Civil, Juan Guerra, hermano del vicepresidente, o del gobernador del Banco de España. A la corrupción se sumó la “guerra sucia” contra el terrorismo, que comportó una cierta tolerancia de las autoridades con los GAL0 (Grupos Antiterroristas de Liberación), grupos de pistoleros relacionados con la policía y la extrema derecha que habían perpetrado una treintena de atentados contra presuntos miembros de ETA entre 1983 y 1987.

Además, se inició hacia 1992 una recesión económica de carácter mundial que comportó un incremento de la inflación y del paro (1994 24% tasa de paro). Ello frenó la popularidad del gobierno socialista; el PSOE acusaba las huellas de la corrupción, de las divisiones internas y el debilitamiento del liderazgo de Felipe González.

2. Los gobiernos del Partido Popular (1996-2004)

Las elecciones de marzo de 1996 fueron ganadas por el Partido Popular, aunque en número de votos hubo una escasa diferencia con el PSOE: 9,7 millones para el PP frente a 9,4 para el PSOE. José María Aznar fue elegido presidente del gobierno, pero al no tener mayoría absoluta, tuvo que buscar el apoyo de las formaciones nacionalistas (CIU, PNV y Coalición Canaria).

La acción de gobierno tuvo una orientación centrista para mantener el apoyo de sus socios nacionalistas. La tarea principal la fijó en la economía; y el mayor éxito fue el cumplimiento de las exigencias económicas de para entrar en la moneda única (euro) en 2002 cuando se implantara. Para ello llevó a cabo una enorme operación de privatizaciones de empresas pública, que permitió recaudar lo suficiente para equilibrar el déficit de las cuenta del estado. El gobierno llevó a cabo una política social que asegurase el estado del bienestar e inició el dialogo con los sindicatos y empresarios.

Una de las cuestiones más complejas que tuvo que afrontar el gobierno fue su relación con el PNV y su actuación frente al terrorismo de ETA.

Las elecciones legislativas del año 2000 adjudicaron al Partido Popular la mayoría absoluta en el Parlamento. Con un 70% de participación, el PP obtuvo 10, 3 millones de votos, mientras que el PSOE se quedaba en 7,9 millones.

El segundo gobierno se caracterizó por la buena situación económica, pero el PP gobernó de manera distinta. Al contar con mayoría absoluta pudo desarrollar su programa sin cortapisas y modificar sensiblemente la legislación de la etapa socialista., elaborando una serie de leyes nuevas: de Extranjería, de Universidades, que reducía la autonomía universitaria; de Calidad de (LOCE) que reestructuraba las enseñanzas medias y de Partidos que ilegalizaba a los partidos que no condenasen expresamente la violencia par la consecución de fines políticos. Otra medida fue la supresión del servicio militar obligatorio.

Otras medidas erosionaron al gobierno: el Plan Hidrológico Nacional que preveía el trasvase del Ebro, y el desastre ecológico del Prestige. Además la imposición de una reforma del subsidio de paro sin negociar, provocó una nueva huelga general el 20 de junio de 2002, cuyo éxito significó su retirada.

En política internacional dio un giro importante al alinearse con os Estados Unidos y apoyar la invasión de Irak que no contaba con el beneplácito de , como respuesta a los atentados de Nueva Cork de 2001. La oposición de la opinión pública española a la intervención militar se hizo patente en la proliferación de manifestaciones contrarias a la guerra.

Para las elecciones de 2004 J. M. Aznar propuso una renovación en la candidatura a la presidencia del gobierno eligiendo a Mariano Rajoy. Pero el 11 de marzo el estallido de diez bombas en diversos trenes de cercanías de Atocha en Madrid alteraría dramáticamente la campaña electoral. El gobierno atribuyó los atentados del 11-M a ETA, cuando las pistas apuntaban al terrorismo islamista (Al-Qaeda). La campaña electoral quedó suspendida y se desató una “guerra informativa” en cuyo fondo estaba latente la responsabilidad del gobierno por haber apoyado una guerra en contra de la voluntad de la mayoría de los españoles.

3. Los socialistas, de nuevo al poder. (2004-2011)

La jornada electoral del 14 de marzo de 2004 se celebró en un ambiente profundamente sacudido por el atentado terrorista. Las encuestas habían dado una nueva victoria del PP, pero la gestión de los atentados del 11M por el gobierno que los atribuyó a ETA, dio un vuelco electoral. Los socialistas ganaron las elecciones y José Luís Rodríguez Zapatero fue elegido presidente del gobierno. Inmediatamente retiró las tropas de Irak (abril 2004) lo que supuso realinearse con la política exterior de europea y distanciarse de EEUU. También retiró el Plan Hidrológico Nacional y reformó las dos leyes educativas aprobadas por los populares. Aprobó leyes de carácter cívico social que modernizaron la sociedad española: Ley de Dependencia, L. O. para de Mujeres y Hombres. Se legisló sobre la violencia de género, se agilizaron los trámites de divorcio, regularización de inmigrantes, matrimonio homosexual.

En política interior se renovaron algunos estatutos de Autonomía: Cataluña, Valencia, Andalucía… con el objetivo de incrementar su autogobierno.

En marzo de 2008, el PSOE revalidó su triunfo y consiguió una segunda legislatura que ha estado marcada por la crisis económica y la renuncia (2 de abril 2011) de Zapatero a presentarse a las próximas elecciones generales. El aumento del paro hasta los 5 millones, la crisis de la deuda, y medidas impopulares como la congelación de las pensiones y la bajada del sueldo a los funcionarios, le obligaron a disolver las Cortes y convocar elecciones anticipadas para el 20 de noviembre

4. El PP de nuevo en el poder (2011-)

CAMBIOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES

La instauración de un sistema democrático, el crecimiento económico de las últimas décadas, la incorporación a Europa y la consolidación del Estado del bienestar han afianzado en España una estructura económica y social propia de un país plenamente desarrollado.

1. Los cambio económicos

La transición coincidió con el inicio de una crisis económica internacional desencadenada por una gran subid del precio del petróleo. La economía española sufrió con extrema gravedad la recesión a partir de 1975, cuando a los problemas económicos se sumaron la incertidumbre política y el retraso en adoptar medidas contra la crisis. El alza del petróleo llevó las tasas de inflación al 20% anual. Ello se tradujo en pérdida de competitividad que hizo descender las exportaciones, y duplicó el déficit comercial en 1973 y 1974. La devaluación de la peseta favoreció el mantenimiento de las exportaciones, los ingresos por turismo y la inversión de capital exterior. Todo ello, palió la gravedad del déficit en los primeros años.

La crisis energética derivó en profunda crisis industrial por el elevado consumo de energía que elevó los costes y el precio de venta, y elevado peso de las industrias maduras (siderurgia, naval…) donde la crisis fue más grave. En consecuencia, el paro aumentó y alcanzó el 21% en 1985. Paralelamente la renta anual por habitante creció menos del 1% entre 1975 y 1985.

Para hacer frente a los problemas económicos se firmaron los Pactos de que contenían una serie de acuerdos para la reforma y saneamiento de la economía y un programa de actuación jurídica y política. Los objetivos económicos fueron la reducción de la inflación y una serie de reformas para repartir los costes de la crisis. Para controlar la inflación además de devaluar la peseta, se controló el gasto público, racionalizo el consumo de energía y se pactó una moderación salarial. Se procedió a una reforma tributaria (IRPF con el cual el impuesto sobre el trabajo que pagaban los asalariados se hacía extensible a todas las renta). Así con un siglo de retraso España se dotó de una estructura tributaria similar a los países desarrollados de su entorno y permitió sentar las bases del Estado del bienestar. También se acometió una reforma de que permitió extender el seguro de desempleo y un incremento de las pensiones de jubilación.

Después de la grave crisis iniciada en 1973, las economías occidentales iniciaron un proceso de recuperación y crecimiento, del que España participó en gran medida. En esta etapa, impulsada por las ventajas derivadas de la entrada en , actual U. E., España acortó sus distancias con los países más avanzados y a se convirtió en la octava potencia del mundo. La economía española pasó por distintas fases:

A pesar del intenso crecimiento, de las últimas décadas, la economía española sigue manteniendo algunos importantes problemas estructurales: tasas de desempleo muy altas; déficit exterior elevado por la factura energética y las importaciones industriales, y un cierto retraso tecnológico. Además el crecimiento se ha basado excesivamente en el mercado inmobiliaria.

En 2008 se inició una crisis financiera como consecuencia de las “hipotecas basura” de EEUU. En España, a la burbuja inmobiliaria y consiguiente parón de la construcción ha seguido una crisis industrial por las dificultades financieras y el descenso del consumo. Este se ha producido tanto por el miedo a la crisis como por los 4,6 millones de parados (tasa 20,5%). En el momento actual la crisis se manifiesta en la deuda soberana, después de los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal, empieza a tomar medidas concertadas para paliar la crisis, avanzando en una política económica común. En 2012 el paro está por encima de los 5 millones de parados, los mercados atacan a España e Italia disparando el diferencial con la deuda alemana (prima de riesgo) por encima de los 400 puntos básicos, sin que la mayoría absoluta del PP y la política de ajuste presupuestario sirvan para detener la escalada.

2. El cambio demográfico y social.

En los últimos treinta años la sociedad española ha conocido importantes cambios demográficos y de mentalidad social. España ha pasado de ser un país de emigrantes a ser receptor de inmigración.

En 2010 la población española alcanzó los 47 millones una cifra impensable hace solo catorce años cuando se pensaba que el 1,15 hijos por mujer del años 98 y el envejecimiento de la población conduciría al estancamiento demográfico. Estas previsiones se han visto alteradas como consecuencia de la masiva llegada de inmigrantes: en 2010 los extranjeros residentes eran 5,7 millones, 12% de la población, cuando en 1998 no superaban los 700.000.

Este proceso ha sido resultado de la atracción de la economía española, unido a la facilidad para abandonar sus países de origen, donde los niveles de pobreza eran muy altos. La mayoría procede de Marruecos y de América Latina, y actualmente de los países del Este, especialmente Rumania desde su entrada en

La estructura laboral ha cambiado en las últimas décadas. La población ocupada pasó de 12,5 millones en 20,3 en 2007 y 18,4 millones en 2010. Este crecimiento hizo disminuir la tasa de paro que llegó a cifras del 8%, pero hoy con la crisis ha vuelto a niveles máximos de 21,3%. La distribución de la población activa por sectores refleja la terciarización de la economía española (4,5% agricultura, 17% industria y 65% servicios) y la creciente incorporación de la mujer al trabajo, aunque por debajo de Europa.

3. La transformación de las mentalidades.

Al mismo tiempo que los cambios socioeconómicos también se ha producido una transformación de las mentalidades. Destacan la nueva estructura familiar, la secularización de la sociedad, la equiparación de la mujer al varón, y la generalización de actitudes más tolerantes hacia los comportamientos sociales.

En la estructura familiar, se ha producido el fin de la familia tradicional y el surgimiento de modelo alternativos de familia (monoparental, parejas de hecho, matrimonios homosexuales…). También se han democratizado las relaciones intrafamiliares en las que la autoridad, el autoritarismo y el control paternos pierden prestigio a favor de un modelo relacional más afectivo y tolerante. Esto unido la prolongación de los estudios y la precariedad laboral han retrasado la edad de emancipación de los jóvenes.

El papel de la mujer en la sociedad ha cambiado mucho a partir de su generalizada incorporación al mercado laboral. Los distintos gobiernos han luchado por conseguir la equiparación de los sexos (ha llegado a existir un Ministerio de Igualdad), pero todavía queda mucho por recorrer. Dentro de la familia todavía se reproducen roles tradicionales que privilegian que el varón sea el proveedor de recursos y la mujer la encargada de las tareas doméstica y cuidado familiar, además de trabajar fuera del hogar. La sociedad también ha hecho frente al problema de la violencia de género.

El sistema educativo español ha sufrido múltiples reformas lo que ha provocado cierta inestabilidad, que unido al cambio de valores sociales, ha reflejado un decaimiento del nivel educativo. Se extendió la educación a los 16 años (ESO) y se ha logrado la plena escolarización, la práctica desaparición del analfabetismo y un mayor acceso a

Por otro lado la estructura del estado se ha laicizado, lo que ha comportado tensiones con la jerarquía de católica. Paralelamente la sociedad ha vivido un proceso de secularización al convertirse en civiles mucho de los actos sociales más importantes (bodas, nacimientos, entierros…). En 1970 se declaraban no creyentes un 2% de la población, en 2008, el 26%.

CONCEPTOS: Inmovilistas. Aperturistas. Consenso. Transición política. Ley para Constitución de 1978. Estado de las Autonomías. Pactos de Estado del Bienestar. Integración europea. ETA, UCD, AP. , 1978. Juan Carlos I, Adolfo Suárez, Felipe González, Santiago Carrillo, José María Aznar. Rodríguez Zapatero.

Moción de censura: procedimiento por el que un parlamento exige responsabilidad política al poder ejecutivo. La moción parte de la oposición, normalmente ante un episodio de crisis, que propone un nuevo presidente de gobierno, con un programa político propio. Si la moción de censura triunfa, el presidente debe dimitir.

Abertzale: “patriota”, en euskera, y por extensión, “nacionalista”. Con el término izquierda abertzale se denomina a los miembros de las organizaciones del nacionalismo radical vasco como Herri Batasuna, Aralar, Amaiur…

Gasto social: conjunto de recursos destinados por las instituciones públicas y privadas a prestar ayudas al conjunto de la población (sanidad, educación, pensiones, desempleo, etc.)

Prestaciones sociales: servicios y ayudas que u otras entidades otorgan a favor de sus beneficiarios, en dinero o en especie.

PREGUNTAS CORTAS SOBRE EL TEMA APARECIDAS EN LOS EXÁMENES DE LA PAU (2004-2011)

1. Señale las principales características del sistema político que se contiene en la Constitución de 1978.

2. Explique brevemente las características de que a la muerte de Franco reconocerá los derechos reivindicados en el texto.

3. ¿Qué comunidades españolas van a conservar instituciones de autogobierno y “privilegios” económicos hasta ?

4. Explica brevemente la organización del Estado autonómico en de 1978

5. ¿Qué diferencias aprecia entre las Cortes medievales y las Cortes de contemporánea?

6. Características generales de la actual Constitución de 1978.

------------------------------------------------------------------------ 1.
*Juramento de Juan Carlos I (1:58)*
[**http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&v=sX-ZW-AgybI&NR=1**](http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&v=sX-ZW-AgybI&NR=1)[↩](#fnref1)
  1. Ley para la Reforma Política (10:35) http://www.youtube.com/watch?v=GSj-HpL8jkA

  2. Detención de Carrillo (0:39) http://www.youtube.com/watch?v=aW_n7tNUWmE

    Legalización del PCE (3:04) http://www.youtube.com/watch?v=-O5vDG8eAzo

  3. Jarcha, liberta sin ira (3:40) http://www.youtube.com/watch?v=NrROdpJb4Ek.

    Las primera elecciones democráticas (2:32) http://www.youtube.com/watch?v=5YrwIMDRv6I

    Las primera elecciones generales en España 1977 (6:23) http://www.youtube.com/watch?v=GFkQ-pEbHyk

  4. Pactos de la Moncloa (1:05) http://www.youtube.com/watch?v=RU1XFXgmBX4

  5. Gobiernos preautonómicos (0:40) http://www.youtube.com/watch?v=67NFWH7G3lg

  6. El referendum constitucional (1:37) http://www.youtube.com/watch?v=lku0Ka8JTKo

  7. Golpe de Estado (2:42) http://www.youtube.com/watch?v=hVHu3m-4keo

    (10:30) http://www.youtube.com/watch?v=pBmrBoBnej4

  8. El Estado de las autonomías (1:02) http://www.youtube.com/watch?v=eqPFC6Ubaik

  9. Ja sóc aquí (1:00) http://www.youtube.com/watch?v=hCrzhZswvL8

  10. Himno popular de Castilla y León (3:26) http://www.youtube.com/watch?v=iMZB09X1QiQ

  11. El PSOE gana las elecciones 1982 (2:24) http://www.youtube.com/watch?v=HjcQIRNqzks

    (3:27) http://www.youtube.com/watch?v=ipFsXsHYQJc&feature=endscreen&NR=1

  12. Gal /Terrorismo de Estado 15 (10:52) http://www.youtube.com/watch?v=IpT7CFwXPHc