Yayeyo logotipe

España durante el franquismo (1939-1975)

TEMA 17 ESPAÑA DURANTE EL FRANQUISMO (1939-1975)0

El 1 de abril de 1939 Franco0 emitió el último parte de guerra. Franco y los vencedores de la guerra civil instauraron un régimen dictatorial que perduró hasta 1975 en que murió el Dictador. Se consideran dos etapas en el franquismo:

LA CREACIÓN DEL ESTADO FRANQUISTA: FUNDAMENTOS IDEOLÓGICOS Y APOYOS SOCIALES

1. Fundamentos0 ideológicos:

El régimen de Franco se proclamó desde su inicio contrario al liberalismo, al parlamentarismo y al comunismo, y adoptó unas bases ideológicas muy diferentes a las republicanas, entre ellas:

Los rasgos de este régimen dictatorial, legitimado tan solo por la Guerra Civil y caracterizado por un autoritarismo extremo, son el totalitarismo, el caudillismo: Franco con el título de Caudillo de España, era jefe del Estado, presidente del Gobierno, Generalísimo de todos los ejércitos y jefe nacional del partido. La represión de la oposición y el control de los medios de comunicación, sujetos a censura y utilizados como un aparato de propaganda franquista.

2. Los pilares políticos y sociales del régimen.

En el interior del país, el régimen franquista contó tanto con apoyos políticos e ideológicos que fueron variando con el tiempo, como con apoyos sociales.

APOYO: desde el inicio contó con el apoyo de las élites económicas y sociales (terratenientes, empresarios, financieros, comerciantes, profesiones liberales…), que recuperaron el poder económico, social y político perdido durante la Segunda República. También contó con el apoyo de los pequeños y medianos propietarios del Norte d España, que habían apoyado el alzamiento.

PASIVIDAD: en 1939 las clases medias eran un sector social desconcertado, debido a que durante la Guerra Civil se habían visto claramente desbordadas por la revolución social. Así, a pesar del rechazo ideológico y político que la dictadura inspiraba en los sectores más democráticos, el trauma de la guerra convirtió a la clase media en mayoritariamente pasiva y apolítica.

RECHAZO: los sectores populares se consideraban perdedores de la Guerra Civil y fueron los primeros protagonistas de la oposición al franquismo. Sin embargo, la represión, el miedo y el control policial, junto con el hambre, la miseria y el afán de supervivencia, condujeron a la mayor parte de las clases populares a la pasividad política.

EVOLUCIÓN POLÍTICA Y COYUNTURA EXTERIOR

Si bien los fundamentos del régimen fueron en esencia los mismos, se pueden distinguir períodos en la dictadura según las diferentes condiciones de vida y el mayor o menor grado de represión.

1. El período 1939-1959: la construcción y consolidación del régimen.

El sistema político: totalitarismo y democracia orgánica

Ante la falta de una constitución, se fueron aprobando Leyes Fundamentales para regular el sistema político, como el Fuero del Trabajo (1938). Este recogió las ideas laborales franquistas y creó el sindicato Vertical, que agrupaba las corporaciones de trabajadores y patronos bajo el control del Estado. El hombre fuerte fue Ramón Serrano Súñer.

Las leyes aprobadas en este período fueron la Ley de Cortes (1942), que restablecía esta institución con funciones consultivas y de aprobar leyes dictadas por Franco. El Fuero de los Españoles (1945), una especie de declaración de deberes y derechos, que podían ser suspendidos, y la Ley de Sucesión0(1947), que convertía a España en reino, pero establecía que Franco ocuparía la jefatura del Estado hasta su muerte, con derecho a nombrar sucesor. Y la Ley de Principios del Movimiento Nacional (1958), que sintetizaba las leyes franquistas.

En los gobiernos de este período tuvieron gran peso los falangistas y los militares. Los falangistas perdieron poder tras la derrota del Eje en 1945, a favor de los grupos católicos y monárquicos, primero de Acción Católica y, después, del Opus Dei. Con el aumento del peso de los católicos en el gobierno se inicio la etapa del nacional-catolicismo y la ascensión del almirante Carrero Blanco como hombre fuerte del régimen junto a Martín Artajo en Asuntos Exteriores.

La política exterior

2. La evolución política entre 1959 y 1975: inmovilismo político

El sistema político

Pero la dictadura se mantuvo como tal. El sistema político mantuvo sus bases ideológicas. El inmovilismo político se impuso, primero con Luís Carrero Blanco como vicepresidente y presidente del Gobierno (1969-1973) y, tras su asesinato por ETA, con Carlos Arias Navarro.

La política exterior

La política exterior se caracterizó por los siguientes hechos:

LAS TRANSFORMACIONES ECONÓMICAS Y SOCIALES: DE LA AUTARQUÍA AL DESARROLLISMO

1. La España de la autarquía y el racionamiento (1939-1959)

La victoria de Franco en la Guerra Civil tuvo unas repercusiones económicas muy negativas. A corto plazo, sumió en el hambre y la miseria0 a muchos españoles. A largo plazo, consolidó una economía poco competitiva que dificultó en gran medida la reconstrucción y el crecimiento económico de la posguerra. Y ante el aislamiento internacional, se adoptó una política de autarquía que pretendió lograr la autosuficiencia económica contando solo con los propios recursos.

La política autárquica0 basó en la intervención del Estado en todos los sectores de la economía. Así, las tierras expropiadas se devolvieron a sus antiguos dueños, y el Estado controló el precio y la producción de trigo; se creó el Instituto nacional de Industria (INI) para fomentar la autarquía y la industria básica, mediante la creación de empresas estatales (ENSIDESA, ENDESA, CAMPSA), se nacionalizaron algunos servicios, como el ferrocarril (RENFE); se impulsaron las obras públicas, especialmente las de regadío, y se controló el comercio interior y exterior, limitando al máximo las exportaciones y las importaciones.

Las consecuencias de la autarquía fueron el estancamiento económico y los problemas sociales:

Entre 1951 y 1959 se dio un progresivo abandono de la política autárquica por diversas causas: el fin del bloqueo diplomático, presencia en los ministerios económicos de hombres más liberales, las protestas sociales, el convencimiento del agotamiento del modelo autárquico incapaz de abastecer y desarrollar el país, y al partir del 1957 la llegada de los tecnócratas (López Rodó) que promovieron una mayor integración con la economía internacional.

2. La época del desarrollismo (1959-1975)0

El Plan de Estabilización de 19590 puso fin a la autarquía. Consistió en un programa de saneamiento económico gracias al cual se liberalizaron los precios y el comercio, se devaluó la peseta y se congelaron los salarios. Aunque inicialmente produjo un descenso del poder adquisitivo y un aumento del paro, a partir de 1960 permitió la recuperación económica.

El desarrollo económico0 de estos años se benefició de la favorable coyuntura internacional; de la ayuda norteamericana; y de la disponibilidad de capital procedente de la inversión extranjera atraída por los bajos salarios, del turismo y de las remesas de divisas enviadas por los emigrantes. Y estuvo basado en:

Mejoraron todos los sectores. La agricultura incrementó la productividad gracias al empleo de maquinaria y abonos y a la extensión del regadío

El crecimiento económico fue desequilibrado. Los gobiernos diseñaron Planes de Desarrollo para industrializar las zonas más pobres. Pero las actividades económicas se concentraron en el litoral mediterráneo, el País Vasco y Madrid.

Las consecuencias del desarrollo fueron desiguales. Por una parte, se modernizó la economía, España dejó de ser un país agrario, se convirtió en un país industrializado y se triplicó la renta per cápita. Por otra parte la modernización acentuó la dependencia del exterior en tecnología y capitales y ahondó los desequilibrios regionales, al concentrarse la industria y el turismo, motores del desarrollo, en Madrid y en la periferia peninsular, mientras el interior continuaba siendo agrario y emigratorio.

3. Crecimiento demográfico y cambio social

La expansión económica de la década de 1960 estimuló el crecimiento demográfico y desencadenó los mayores movimientos migratorios de la España contemporánea. Paralelamente la sociedad española modernizó sus hábitos sociales u culturales y avanzó hacia la denominada sociedad de consumo.

El crecimiento demográfico se frenó en la posguerra, debido al exilio de miles de personas y a las penurias económicas que limitaron la natalidad y causaron el rebrote de las enfermedades infecciosas y las derivadas de la desnutrición.

Sin embargo entre 1960 y 1975 el crecimiento se recuperó, pues el desarrollo económico elevó la natalidad y permitió un continuo descenso de la mortalidad. Así la población pasó de 26 a 35,4 millones entre 1940 y 1975.

Los movimientos migratorios se paralizaron tras la guerra debido a las dificultades para salir al exterior, a los problemas de abastecimiento de las ciudades y a la destrucción de industrias en el interior. Si embargo, desde 1950 alcanzaron un gran desarrollo, debido a la mecanización del campo y a la escasa industrialización que no podía absorber los excedentes agrarios.

El crecimiento urbano provocado por el éxodo rural fue enorme, y originó una escasez de servicios y de viviendas y la aparición de suburbios y chabolas en las grandes ciudades. Para solucionarlo, se realizaron grandes operaciones inmobiliarias, que crearon nuevos barrios, algunos sin los equipamientos necesarios.

La sociedad mantuvo los rasgos rurales tradicionales hasta 1960. Desde entonces experimentó un proceso de modernización.

OPOSICIÓN AL RÉGIMEN

1. La oposición en la primera etapa0: exilio y resistencia.

La represión sobre las organizaciones y las personas comprometidas con la República provocó el exilio de miles de republicanos. En el interior, la oposición a Franco quedó desarticulada, aunque poco a poco fue reorganizándose en unas condiciones de extrema dificulta.

2. La oposición en la segunda etapa: el aumento de la conflictividad social y política.

Si bien el crecimiento económico y el cambio social fueron dos elementos distintivos de las décadas de 1960 y 1970, también lo fue la existencia de una creciente conflictividad social. La progresiva politización de los conflictos permitió a la oposición antifranquista, cada vez más vertebrada, erosionar a la dictadura.

La oposición a la dictadura creció a lo largo de este período. Estuvo protagonizada principalmente por el Partido Comunista de España y el sindicato Comisiones Obreras (CCOO), de orientación comunista. Al inicio de los setenta se produjo también el resurgir del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y de la Unión General de Trabajadores (UGT), ambas organizaciones de tendencia socialista. También se significaron en su oposición los nacionalistas vasco y catalanes; los grupos terroristas ETA y GRAPO; grupos estudiantes universitarios e intelectuales, y la Iglesia católica, que se fue distanciando poco a poco del régimen.

Las actuaciones de la oposición fueron el llamado Contubernio de Munich0 o reunión de la oposición en esta ciudad (1962) para exigir la democracia en España; un crecimiento de las huelgas0 (mineros asturianos 1962) y manifestaciones obreras; disturbios en la universidad0; y atentados terroristas de ETA, iniciados en 1968: atentado contra Carrero Blanco en 19730. La respuesta del franquismo continuó siendo la represión.

A partir de 1974, ante el agravamiento de la salud de Franco, la oposición se agrupó en dos organizaciones, la Junta Democrática de España, apoyada por el Partido Comunista, y la Plataforma de Convergencia Democrática, auspiciada por el PSOE. En este ambiente de creciente demanda de libertades, murió0 Franco, el 20 de noviembre de 1975. Una semana más tarde, don Juan Carlos I era coronado rey d España.

CONCEPTOS

Franquismo. Autarquía. Racionamiento. Maquis. Plan de Estabilización. Plan de Desarrollo. I.N.I. Desarrollismo. Democracia Orgánica. Movimiento Nacional. Nacional-sindicalismo. Nacional-catolicismo. 1939, 1959, 1975. Franco. Carrero Blanco. Arias Navarro. López Rodó…

Opus Dei: organización de carácter religiosa constituida por: un prelado, clero propio (2%) y laicos, tanto mujeres como hombres (98%). Fue fundada en1928 por José Mª Escrivá de Balaguer y recibió la aprobación definitiva de la Santa Sede en 1950. Su misión es propagar un determinado modelo de vida cristiana.

El franquismo. Textos históricos

La creación del Estado franquista

El Fuero de los españoles

Art.1.- El Estado español proclama como principio rector de sus actos el respeto a la dignidad, la integridad y la libertad de la persona humana, reconociendo al hombre, en cuanto portador de valores eternos y miembro de una comunidad nacional, titular de deberes y derechos, cuyo ejercicio garantiza en orden al bien común.

Art. 6.- La profesión y práctica de la Religión Católica, que es la del Estado español, gozará de la protección oficial. Nadie será molestado por sus creencias religiosas ni el ejercicio privado de su culto. No se permitirán otras ceremonias ni manifestaciones externas que las de la Religión Católica.

Art. 10.- Todos los españoles tienen derecho a participar en las funciones públicas de carácter representativo, a través de la familia, el municipio y el sindicato, sin perjuicio de otras representaciones que las Leyes establezcan.

Art. 12. Todo español podrá expresar libremente sus ideas, mientras no atenten a los principios fundamentales del Estado.

Art. 16.- Los españoles podrán reunirse y asociarse libremente para fines lícitos y de acuerdo con lo establecido por las Leyes. El Estado podrá crear y mantener las organizaciones que estime necesarias para el cumplimiento de sus fines.

Art. 33. El ejercicio de los derechos que se reconocen en este Fuero no podrá atentar a la unidad espiritual, nacional y social de España.

Francisco Franco. Boletín oficial del Estado. 18 de julio de 1945

**
**
Ley de Responsabilidades Políticas

Art.1.- Se declara la responsabilidad política de las personas (…) que desde el 1 de octubre de 1934 y antes del 18 de julio de 1936, contribuyeron a crear o agravar la subversión de todo orden de que se hizo víctima a España, y de aquellas otras que, a partir de la segunda de dichas fechas, se hayan opuesto o se opongan al Movimiento Nacional con actos concretos o con pasividad grave.

Art. 2.- Quedan fuera de la ley todos los partidos y agrupaciones políticas y sociales que, desde la convocatoria de las elecciones celebradas en 16 de febrero de 1936, han integrado el llamado Frente Popular, así como los partidos adheridos a este (…), las organizaciones separatistas y todas aquellas que se han opuesto al triunfo del Movimiento Nacional.

Art. 3.- Los partidos, agrupaciones y organizaciones declaradas fuera de la ley, sufrirán la pérdida (…) de sus bienes.

Francisco Franco. 9 de febrero de 1939.

La consolidación del Franquismo

Convenio con los EEUU

Frente al peligro que amenaza al Mundo Occidental, los gobiernos de los EEUU y de España, deseosos de contribuir al mantenimiento de la paz y de la seguridad internacional con medidas de previsión que aumenten su capacidad y la de las demás naciones que dedican sus esfuerzos a los mismos altos fines, para poder participar eficazmente en los acuerdos sobre la propia defensa, han convenido lo siguiente:

Art. 1.- Por parte de Estados Unidos, el apoyo del esfuerzo defensivo español mediante el suministro de material de guerra. Como consecuencia, el Gobierno de España autoriza al Gobierno de los Estados Unidos a desarrollar, mantener y utilizar para fines militares, juntamente con el gobierno de España, aquellas zonas e instalaciones en territorio bajo jurisprudencia española que se convenga por las Autoridades de ambos Gobiernos

Art. 2.- (…) se autoriza a los Estados Unidos a preparar y mejorar las zonas convenidas para uso militar y realizar las construcciones necesarias para alojar al personal civil y militar indispensable y atender a su seguridad y bienestar; a almacenar provisiones, equipo y material y a mantener las instalaciones necesarias.

Art. 3.- Las zonas que en virtud de este Convenio se preparen para su utilización conjunta, quedarán bajo pabellón y mando español (…) Sin embargo, los Estados Unidos podrán ejercer la necesaria vigilancia sobre el personal, instalaciones y equipo estadounidenses.

En consonancia con los principios pactados en el convenio relativo a la ayuda para la mutua defensa, estiman los gobiernos de los EEUU y de España que las eventualidades con que ambos países pudieran verse enfrentados aconsejan que sus relaciones se desenvuelvan sobre la base de una amistad estable, en apoyo de la política que refuerza la defensa de Occidente.

Septiembre de 1953

Ley de Principios del Movimiento (1958)

 “Yo, Francisco Franco Bahamonde, caudillo de España, consciente de mi responsabilidad ante Dios y ante la Historia, en presencia de las Cortes del Reino, promulgo como Principios del Movimiento Nacional, entendido como comunión de los españoles en los ideales que dieron vida a la cruzada, los siguientes:

1.- España es una unidad de destino en lo universal. El servicio a la unidad, grandeza y libertad de la Patria, es deber sagrado y tarea colectiva de todos los españoles.

2.- La Nación española considera como timbre de honor el acatamiento de la ley de Dios, según la doctrina de la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana, única verdadera y fe inseparable de la conciencia nacional, que inspirara su legislación.

3.- España raíz de una gran familia de pueblos, con los que se siente indisolublemente hermanada, aspira a la instauración  de la justicia y la paz entre las naciones.

4.- La unidad entre los hombres y las tierras de España es intangible. La integridad de la Patria y su independencia son exigencias supremas de la comunidad nacional. Los ejércitos de España, garantía de su seguridad y expresión de las virtudes heroicas de nuestro pueblo, deberán poseer la fortaleza necesaria para el mejor servicio a la Patria.

6.- Las entidades naturales de la vida social, familia, municipio y sindicatos, son estructuras básicas de la comunidad nacional.

7.- La forma política del Estado nacional es, dentro de los principios inmutables del Movimiento Nacional (…), la Monarquía tradicional, católica y representativa.

8.- El carácter representativo del orden político es principio básico de nuestras instituciones. La participación del pueblo en las tareas legislativas (…) se llevará a cabo a través de la familia, el municipio y el sindicato (…) Toda organización política de cualquier índole, al margen de este sistema representativo, será considerada ilegal.

9. El ideal cristiano de la justicia social, reflejado en el Fuero del  Trabajo, inspirará la política y las leyes.”

Ley Orgánica del Estado (1967)

Es llegado el momento oportuno para culminar la institucionalización del Estado nacional; delimitar las atribuciones ordinarias de la suprema magistratura del Estado (…)

Artículo 2º. La soberanía nacional es una e indivisible, sin que sea susceptible de delegación ni cesión.

Artículo 4º. El Movimiento Nacional (…), informa el orden político, abierto a la totalidad de los españoles (…)

Artículo 6º. El Jefe del Estado es el representante supremo de la Nación; personifica la soberanía nacional; ejerce el poder supremo político y administrativo; ostenta la Jefatura Nacional del Movimiento y cuida de la más exacta observancia de los Principios del mismo y demás Leyes Fundamentales del Reino, así como de la continuidad del Estado y del Movimiento Nacional; (…) sanciona y promulga las leyes y provee a su ejecución; ejerce el mando supremo de los Ejércitos (…); vela por la conservación del orden público (…); en su nombre se administra justicia; ejerce la prerrogativa de gracia; confiere, con arreglo a las leyes, empleos, cargos públicos y honores (…).

Plan de Estabilización

Al final de la guerra de liberación, la economía española tuvo que enfrentarse con el problema de su reconstrucción (…) La guerra mundial y las repercusiones que trajo consigo aumentaron estas dificultades y cerraron gran parte de los mercados y fuentes de aprovisionamiento normales, lo que motivó una serie de intervenciones económicas al servicio de las tareas del abastecimiento y de la reconstrucción (…) Resueltos un sinfín de problemas, hay que enfrentarse ahora con otros derivados tanto del nivel de vida ya alcanzado cuanto de la evolución de la economía mundial, especialmente de los países de Occidente, en cuyas organizaciones económicas está integrada España.

Para ello son imprescindibles unas medidas de adaptación que (…) aseguren un crecimiento de la producción respaldada por una política de ahorro y de ordenación del gasto público (…) En este aspecto, el Decreto-Ley que continuación se articula establece la liberalización progresiva de la importación de mercancías y, paralelamente, la de su comercio interior, autoriza la convertibilidad de la peseta y una regulación del mercado de divisas, faculta al Gobierno para modificar las tarifas de determinados impuestos y al Ministerio de Hacienda para dictar normas acerca del volumen de créditos (…) De este modo, se espera obtener la estabilidad interna y externa de nuestra economía, el equilibrio de la balanza de pagos, el robustecimiento de la confianza en nuestro signo monetario y, en suma, la normalización de nuestra vida económica.

Plan de Estabilización, 20 de Julio de 1959. Decreto Ley

El final del franquismo

Congreso del Movimiento Europeo. Munich, 8 de junio de 1962

El Congreso estima que la integración, en forma de adhesión o de asociación, de todos los países a Europa, exige de cada uno de ellos instituciones democráticas, lo que significa para España…

1º La restauración de instituciones auténticamente representativas y democráticas que garanticen que el gobierno se basa en el consentimiento de los gobernados. 2º.- La efectiva garantía de todos los derechos de la persona humana, en especial los de la libertad personal y de expresión, con supresión de la censura gubernativa. 3º.- El reconocimiento de la personalidad de las distintas comunidades naturales. 4º.- El ejercicio de las libertades sindicales sobre bases democráticas y de la defensa por los trabajadores de sus derechos fundamentales, entre otros medios, por el de huelga. 5º.- La posibilidad de organizar corrientes de opinión y de partidos políticos…

El Congreso confía en que la evolución conforme a estas bases permitirá la incorporación de España a Europa, de la que es un elemento esencial, y toma nota de que los delegados españoles expresan su convencimiento de que la inmensa mayoría de los españoles desean que esa evolución se haga de acuerdo con la prudencia política, con el ritmo más rápido que las circunstancias permitan,… y con el compromiso de renunciar a toda violencia activa o pasiva antes, durante y después del proceso evolutivo”

Programa de la Junta Democrática. 1974

La Junta Democrática propugna:

1.- La formación de un gobierno provisional que sustituya al actual, para devolver al hombre y a la mujer españoles, mayores de 18 años, su plena ciudadanía mediante el reconocimiento legal de todas las libertades, derechos y deberes democráticos.

2.- La amnistía de todas las responsabilidades por hechos de naturaleza política y la liberación inmediata de todos los detenidos por razones políticas o sindicales

3.- La legalización de los partidos políticos sin exclusiones

4.- La libertad sindical y la restitución al movimiento obrero del patrimonio del Sindicato Vertical. 5.- Los derechos de huelga, de reunión y de manifestación pacífica

6.- La libertad de prensa, de radio, de opinión y de información objetiva en los medios estatales de comunicación social, especialmente en la televisión.

7.- La independencia y la unidad jurisdiccional de la función judicial.

8.- La neutralidad política y la profesionalidad, exclusivamente militar para la defensa exterior, de las Fuerzas Armadas.

9.- El reconocimiento, bajo la unidad del Estado español, de la personalidad política de los pueblos catalán, vasco y gallego y de las comunidades y regiones que lo decidan democráticamente.

10.- La separación de la Iglesia y del Estado.

11.- La celebración de una consulta popular, entre los doce y los dieciocho meses –contados a desde el día de la restauración de las libertades democráticas-, con todas las garantías de libertad, igualdad de oportunidades e imparcialidad, para elegir la forma definitiva del Estado.

12.- La integración de España en las Comunidades europeas, el respeto a los acuerdos internacionales y el reconocimiento del principio de la coexistencia pacífica internacional.

Programa de la Junta democrática.29 de julio de 1974