Yayeyo logotipe

Narrativa española de la 2º mitad del siglo XX

En Europa tiene lugar la guerra fría. En España hay un periodo de autarquía seguido de un desarrollismo y posteriormente la entrada de la democracia.

En Europa la corriente es la de ser un escritor comprometido, contribuyendo a la sociedad, aportando soluciones,… Una mentalidad opuesta al modernismo, inpirada por Jean Paul Sartre. En España, Pío Baroja, con su sinceridad y amenidad será un referente.

Las características de la novela de esta estapa son:

Este realismo social presenta dos vertientes

Camilo José Cela publicó La Colmena, una novela social con protagonista colectivo, más de 170 personajes de todo tipo de espectro moral. El título hace referencia a la vida en la ciudad, donde viven sin comunicarse entre ellos más que superficialmente. La estructura de la novela, sin criterio cronológico, fomenta el aislamiento. El autor muestra su capacidad para ironizar críticamente.

Miguel Delibes, se manifiesta como un narrador vigoroso. En El camino y Las ratas refleja de forma objetiva y crítica la realidad de Castilla.

Otros autores del realismo social son Carmen Martín Gaite con Entre visillos, Ignacio Aldecoa con El fulgor y la sangre y Gonzalo Torrente Ballester con Los gozos y las sombras.

En la década de los 60 el realismo social pierde protagonismo y los escritores reciben influencia de Kafka, Proust, Joyce y Faulkner. Los autores intentan sorprender al lector con novedades formales, estilísticas, etc.

Algunos autores importantes son:

A partir de 1975 los escritores pierden interés en la experimentación y vuelven a considerar importante contar una buena historia. Aumenta el desencanto y se recupera en interés por los temas existenciales y románticos. Además, el eclecticismo domina el arte actual. En esta etapa la literatura está condicionada a la realidad mercantil.

Merecen ser mencionados Eduardo Mendoza, La verdad sobre el caso Savolta inspirada en el pistolerismo catalán, combina virtuosismo narrativo con una buena historia; Francisco Umbral con Mortal y rosa sobre el tema de la muerte; Luis Landero con Juegos de la edad tardía; Javier Marías con Mañana en la batalla piensa en mí y Antonio Muñoz Molina con El invierno en Lisboa y El jinete polaco.