Yayeyo logotipe

Lengua: Sintaxis

ATENCIÓN - Este resumen de sintaxis está incompleto. Puedes ayudarnos mandándonos un correo FALTAN: Oraciones simples - Subordinadas Adjetivas - Subordinadas Adverbiales - Ejercicios simples - Ejercicios interactivos

Oración simple y oración compleja

Consideramos que una oración es simple cuando todas las funciones sintácticas que contiene están desempeñadas por palabras y sintagmas.

Llamamos oración compleja a aquella en la que alguna función sintáctica (Sujeto, CD, CC, CN, etc.) está desempeñada no por un sintagma, sino por otra oración. A la oración que está incluida en otra mayor y desempeña dentro de ella una función sintáctica se la denomina oración subordinada.

Quien investiga el caso demostrará pronto tu culpabilidad.

Sujeto (oración subordinada)

La oración subordinada dependerá de algún otro elemento de la oración compleja, al cual modifica o complementa: quien investiga el caso es el sujeto de descubrirá.

El nexo o subordinador

Cuando una oración está subordinada a otra, normalmente va precedida por un elemento relacionante, el nexo subordinador, que es lo que permite a esa oración desempeñar una función dentro de la oración compleja. Es decir, el nexo convierte a la oración a la que precede en un elemento subordinado.

(O. Simple) El investigador demostrará tu culpabilidad.

(O. Compleja) El investigador demostrará que tú eres culpable

Funcionan como nexos subordinadores:

  1. Ciertas conjunciones (que, si, porque, aunque, …) y locuciones conjuntivas (para que, puesto que, ya que, a pesar de que, …)
  2. Los relativos, ya sean pronombres (que, quien, el cual, cuanto), determinativos (cuyo) o adverbios (donde,cuando,como,cuanto)
  3. Los interrogativos: pronombres (qué, quién, cuál, …), determinativos (qué, cuánto) y adverbios (dónde, cuándo, cómo, cuánto)
  4. Algunos adverbios que han adquirido valor de conjunción: mientras, apenas, aun, …

Clasificación de las oraciones subordinadas

Las oraciones subordinadas pueden clasificarse de diversas maneras. No obstante, vamos a centrarnos en la clasificación según la función que desempeñan dentro de la oración compleja:

  1. Subordinadas sustantivas. Desempeñan funciones propias de los sustantivos y sintagmas nominales: Sujeto, CD, Atributo y Término de Preposición.
  2. Subordinadas adjetivas. Desempeñan la función propia de los adjetivos, que es la de adyacente o complemento del nombre.
  3. Subordinadas adverbiales. Desempeñan funciones propias de los adverbios: fundamentalmente, la de complemento circunstancial.

Problemas comunes en el análisis de las oraciones subordinadas

Localización y delimitación de la oración subordinada

No es difícil localizar y delimitar la oración subordinada dentro de la oración compleja. Debes recordar siempre lo siguiente:

¿Cuándo una oración se convierte en subordinada?

Cualquier oración sea del tipo que sea (enunciativa, interrogativa, …) se convertirá en subordinada si, mediante un nexo subordinador, la insertamos en otra y hacemos que desempeñe dentro de ella alguna función sintáctica.

Según esto, en toda oración subordinada habrá que diferenciar dos elementos:

  1. El nexo subordinador: puede ser una conjunción o una locución conjuntiva, un relativo, un interrogativo, o, en ocasiones, simplemente el hecho de que el verbo aparezca en forma no personal. Este nexo podrá tener en ocasiones doble función, una como tal nexo y otra dentro de la oración subordinada.
  2. La oración propiamente dicha.

Un error habitual en el análisis de las oraciones complejas es el de dividir la estructura oracional en dos partes separadas, a las que se denomina a menudo “oración principal” y “oración subordinada”.

Marisa quiere (Principal) que la inviten a la fiesta (Subordinada)

Pero tal segmentación es incorrecta. La del ejemplo es una oración compleja, y como toda oración, se compone de Sujeto y Predicado. Esta es la segmentación adecuada

Marisa (SN/Suj) quiere que la inviten a la fiesta (SV/PV)

Recuerda:

  1. Marisa quiere no es una oración, sino un fragmento de discurso que no constituye unidad lingüística alguna.
  2. La oración subordinada desempeña siempre alguna función dentro de la oración compleja. Por tanto, en el análisis deberá ocupar el lugar que le corresponda a su función, no otro.

Oraciones subordinadas sustantivas. Clases y funciones:

Las oraciones subordinadas sustantivas equivalen semánticamente a un sustantivo y sintácticamente realizan funciones propias de los sintagmas nominales. Esta equivalencia posibilita que siempre puedan ser sustituidas por pronombres como eso o ello, lo que nos permitirá reconocerlas fácilmente.

No me gusta que vuelvas sola (= No me gusta eso) Luis prefiere que te quedes en casa (= Luis prefiere eso, Luis lo prefiere)

Problemas comunes en el análisis de las oraciones subordinadas sustantivas

Localización y delimitación de la oración subordinada sustantiva

A) Cuando va precedida de una preposición, la subordinada sustantiva forma con ella una construcción preposicional. Este construcción preposicional podrá desempeñar, como sabemos, funciones muy diferentes:

  1. CI: Tiene miedo {a (que la pongan inyecciones)} {CI/CPrep}
  2. CR: Me olvidé {de (que estabas ahí)}
  3. CC: Lo hizo {sin (que se notara)}
  4. CN: Me ilusiona la idea {de (que venga)}
  5. CAdj: Está contento {de (que le aplaudan)}
  6. CAdv: Antes {de (que salieran)}, estábamos preparados

En todos estods ejemplos, la oración subordinada sustantiva desempeña la función de término de la preposición.

Pero debes poner cuidado. En algunas subordinadas sustantivas interrogativas la preposición que pueda aparecer delante del interrogativo lleva como término, no toda la oración subordinada, sino solo el pronombre o adverbio interrogativo.

Así en el enunciado No sé por qué haces eso. Si analizas esta oración compleja es importante que recuerdes dos cosas: la primera que la subordinada realiza la función de CD del verbo y no del término de la preposición por; la segunda que el interrogativo tiene doble función sintáctica (como interrogativo, es el nexo subordinante, pero al mismo tiempo, por ser un pronombre, es término de la preposición por)

B) Las oraciones subordinadas declarativas de infinitivo no emplean ningún nexo conjuntivo. La conjunción que imprescindible en la construcción flexionada se hace innecesaria porque la presencia misma del infinitivo muestra por sí sola el carácter subordinada de la construcción.

Lamento que haya perdido el broche

Lamento haber perdido el broche

Relación entre las subordinadas sustantivas flexionadas y las no flexionadas

Hay una clara relación entre las subordinadas sustantivas flexionadas y las no flexionadas:

Creo que has perdido. / Creo haber perdido. No sé si iré contigo. / No sé si ir contigo. Dime qué debo hacer. / Dime qué hacer.

Ambas construcciones alternan dependiendo de cuál sea su sujeto. Usamos la construcción de infinitivo si el sujeto de la oración subordinada designa algo que ya ha sido mencionado antes en la oración compleja y empleamos la construcción con el verbo flexionado si el sujeto de la oración subordinada no ha sido mencionado antes.